“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David”
Isaías 55:1-3

Es un gran placer el que haya accedido a nuestra página web. Esperamos que en la misma pueda encontrar la información que requiere. De no ser así, sería motivo de alegría el recibir una nota o llamada suya y poder atender cualquier solicitud, inquietud o bien servirle de alguna manera. Nuestra congregación es una comunidad que ha recibido muchas bendiciones del Señor y queremos compartirlas con usted, porque aprendimos a dar de gracia lo que de gracia hemos recibido.

Y así como nos entusiasma el recibirle por esta vía, anhelamos aun más el poder estrecharle las manos (o su equivalente según los nuevos protocolos) en una de nuestras reuniones al tiempo que compartimos la Palabra de Dios y la comunión con Su pueblo. Es nuestro deseo que el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo en medio nuestro.

Dios le bendiga

Horario de Servicios

Domingos

Servicio de Adoración – 1ra. Tanda: 9:00am
Servicio de Adoración – 2da. Tanda: 11:00am
Clases focalizadas (Pre-Membresía, Discipulado, etc): 6:00pm

Miércoles

Culto de Oración: 7:00pm

Grupos Pequeños – células

Después del culto de oración, bisemanal

Qué nos Impulsa

Nuestra Misión

“Promover la gloria de Dios en nuestra comunidad y hasta los confines de la tierra, a toda etnia y cada generación, a través de la proclamación fiel del verdadero evangelio, ofreciendo una adoración que le honre, equipando a discípulos de Cristo, y desplegando la compasión y amor de Dios en un mundo caído”

Qué nos Impulsa

Nuestra Visión

“Ver la fama de Dios esparcida por toda la tierra, y la milagrosa transformación de corazones arrebatados de la más densa oscuridad y llevados a la luz de Cristo, a Quien atesoran sobre todas las cosas”

Nuestros Valores

Cosmovisión Bíblica

Adoptar la Biblia como nuestra regla de fe y práctica debe convencernos de adoptar el compromiso de ponernos los lentes de las escrituras para todo lo relacionado al mundo en el que estamos, pero al que no pertenecemos. Los retos de nuestra generación son especialmente manifestaciones cruentas de nuestra batalla con las fuerzas de las tinieblas.

La Familia

Como institución divina no solo debe ser defendida, sino que debemos exhibir el poder del Señorío de Cristo en nuestras familias y la gracia y hermosura del Evangelio.

Vida de Iglesia

Pertenecer a una iglesia local no es simplemente tener una membresía nominal; es ser parte de un organismo vivo. La iglesia es una familia y a la vez un cuerpo compuesto de miembros, y no hay manera de representar dignamente la iglesia de Cristo, ni crecer saludablemente, a menos que tengamos real comunión con nuestros hermanos.

Influencia a su sociedad y generación

Cada creyente es verdadera sal y verdadera luz en esta tierra. Damos sabor, detenemos la corrupción, provocamos sed por la Palabra, revelando el pecado y desplegándoles a Cristo. La congregación de los creyentes debe impactar en su entorno mostrando Su gloria como no es vista en ningún otro lado de la creación. La búsqueda insaciable de santidad personal, de integridad y de un carácter cristiano que refleje el carácter de Cristo hará posible estas metas.

Servicio al Prójimo

Aún el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir. Nuestro prójimo son nuestros hermanos, amigos, desconocidos y aún aquellos que nos consideran enemigos por causa de Cristo. No hay manera de mostrar el amor que salva a menos que mostremos empatía ante toda necesidad de nuestro prójimo. Un corazón que sirve a Cristo sirviendo a los hombres es indispensable para la labor.

Disciplina Bíblica

Dios ha dado a Su iglesia la encomienda y autoridad para velar por la santidad de los suyos. Tratar con el pecado no es una opción dentro del pueblo de Dios, y es la garantía de preservación de la pureza y unidad dentro de Su casa.

Oración

Es la disciplina fundamental para mostrar la dependencia y esperar el favor de Dios. Ningún plan, ni esfuerzo, ni actividad debe realizarse confiando en nuestros deseos y conforme a nuestras fuerzas.

Autoridad Pastoral

La iglesia es gobernada por ancianos o pastores que son fieles a Cristo, quien es el príncipe de los pastores y cabeza de la iglesia. La autoridad de estos hombres es delegada por el mismo Señor y será ilegítima cuando no sea conforme al designio de Su voluntad.